Fue una lección que perduró en la memoria: siglos más tarde de lo que hoy vamos a contar, Enrique IV de Francia presumía, ante el embajador español, del d año que podía hacer a las posesiones españolas en Italia. diciéndole
–‘Desayunaré en Milán y comeré en Roma’.
-‘Entonces – contestó el embajador con sornaaaa
– Y sin duda mi señorrrr llegará a Sicilia a tiempo para las Vísperas’.

Ir a descargar

Publicado por Antena Historia Podcast

PODCAST dedicado a temas poco conocidos de la #historia, junto a @HRMediciones, hacemos pasar un buen rato. APÚNTATE!!! estamos en IVOOX, iTunes, Tunein

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: